+34 915 94 42 25 info@cirugialinfedema.es
Encabezado apartado Tratamiento quirúrgico de Linfedema

Tratamiento quirúrgico del linfedema

Las técnicas quirúrgicas para el linfedema han avanzado de manera considerable en los últimos años. El objetivo de estas cirugías consiste en mejorar el linfedema, aunque no consigan curarlo de forma definitiva.

Los beneficios de la cirugía del linfedema pueden ser:

  • Disminución del perímetro del brazo/pierna, favoreciendo el retorno del líquido linfático (menor hinchazón).
  • Disminución del número de infecciones.
  • Disminución del dolor y/o sensación de pesadez.

Es importante recordar que, además de someterse a un tratamiento quirúrgico del linfedema, debe continuar con el tratamiento no quirúrgico (prendas de compresión, drenaje linfático manual, etc.).

 

Técnicas quirúrgicas del linfedema

1.- Anastomosis Linfático-Venosas

Consiste en unir los vasos linfáticos que están “estancados”, a una vena superficial. El objetivo es derivar el líquido linfático al sistema venoso. De esta forma se consigue derivar la linfa al torrente sanguíneo para descongestionar la extremidad afecta.

 

DURACIÓN DE LA CIRUGÍA

La duración de esta intervención depende de el número de anastomosis que se puedan realizar. Suele durar entre 1 y 4 horas.

 

TÉCNICA QUIRÚRGICA

Se realizan pequeñas incisiones en el brazo o pierna. Se localiza una vena superficial (llamada vénula) y el vaso linfático mediante la inyección del colorante verde de indocianina.

Por último, se conectan ambos vasos mediante técnicas de microcirugía – es necesario un microscopio de gran aumento y sutura (hilo) quirúrgica muy fina.

Posteriormente se suturan las incisiones de la piel y se coloca un vendaje suave.

Técnica quirúrgica en tratamiento de Linfedema

Técnica quirúrgica de anastomosis linfático-venosa

Tras abrir la piel, se identifica un vaso linfático y una vena de pequeño tamaño, que se conectan entre sí. Así, la linfa estancada se deriva al torrente sanguíneo.

Ejemplo de anastomosis Linfático-venosa

Ejemplo de Anastomosis Linfático Venosa

El vaso linfático (señalado con la letra “L”) está conectado a una vena (señalado con la letra “V”). La flecha indica la zona de conexión entre ambos (anastomosis).

 

DÍAS DE INGRESO

Ambulatorio (sin ingreso)

 

POSTOPERATORIO

Al alta podrá caminar y hacer vida relativamente normal, sin realizar ejercicio físico durante las primeras 6 semanas. Las suturas (puntos) de la piel se retiran aproximadamente en 2 semanas.

Tras la cirugía, debe usar un vendaje ligeramente compresivo en la extremidad operada.

A partir de la 5ª semana, debe iniciar el drenaje linfático manual y usar prendas de compresión. Además es importante proteger las cicatrices del sol al menos durante el primer año.

2.- Trasplante de ganglios linfáticos

También llamado colgajo de ganglios linfáticos, consiste en obtener ganglios linfáticos de otra localización y trasplantarlos a la zona afectada.

El objetivo de esta cirugía es doble: por un lado, los nuevos ganglios linfáticos producen factores de crecimiento que permiten la formación de nuevos vasos linfáticos y absorber linfa; por otro lado, este nuevo tejido trasplantado disminuye la cicatriz en la zona afectada.

Estudios científicos han observado que los resultados pueden tardar en aparecer hasta un año.

 

DURACIÓN DE LA CIRUGÍA

La duración de esta intervención suele ser 4-5 horas.

 

TÉCNICA QUIRÚRGICA

Los ganglios linfáticos donantes se extraen con una arteria y una vena; Posteriormente se colocan en la zona afectada (axila o ingle), y se conecta la arteria y la vena de los ganglios linfáticos a otra arteria y vena de la zona receptora mediante técnicas de microcirugía – bajo microscopio de gran aumento y sutura (hilo) quirúrgica muy fina.

 

ZONA DONANTE DE GANGLIOS LINFÁTICOS

Existen diferentes zonas de donde se pueden obtener los ganglios. Es importante hacer una correcta selección, para evitar la aparición de linfedema en la zona donante. Generalmente usamos ganglios de la región supraclavicular por su alta seguridad.

Existen otras zonas donantes de ganglios, como la zona inguinal. Estos ganglios se utilizan habitualmente cuando se asocia la reconstrucción mamaria con tejidos propios de la paciente obtenidos del abdomen (colgajo DIEP).

Diagrama de técnica quirúrgica de transplante de ganglios

Técnica quirúrgica de trasplante de ganglios linfáticos

Se localizan los ganglios linfáticos ‘donantes’ de una zona sana con sus vasos sanguíneos, y se trasplantan a la zona de ganglios dañados (axila o ingle).

 

DÍAS DE INGRESO

De 3 a 7 días de ingreso.

 

POSTOPERATORIO

Al alta podrá caminar y hacer vida relativamente normal, sin realizar ejercicio físico durante las primeras 6 semanas.

Las suturas (puntos) de la piel se retiran aproximadamente en 2 semanas. Tras la cirugía, se debe usar prendas de compresión en la extremidad afectada, y retomar el drenaje linfático manual.

Se debe evitar el drenaje linfático manual y el uso de prendas de compresión sobre el colgajo de ganglios linfáticos (región axilar o inguinal).

Es importante proteger las cicatrices del sol al menos durante el primer año.

3.- Liposucción

La liposucción de la extremidad afectada consiste en absorber mediante una cánula el líquido linfático y algunos depósitos grasos sobrantes.

Este procedimiento, a diferencia de las anastomosis linfático-venosas y el trasplante de ganglios linfáticos, se considera “no fisiológico”: no consigue mejorar el drenaje linfático de forma espontánea, sino que realiza un drenaje puntual sin mejorar el sistema linfático.

Se deben usar prendas de compresión tras cualquier procedimiento quirúrgico, sin embargo, es especialmente importante después de la liposucción, para evitar un aumento precipitado de líquido en la extremidad y para permitir que la piel se readapte.

 

DURACIÓN DE LA CIRUGÍA

La duración de la cirugía es de 2-3 horas.

 

TÉCNICA QUIRÚRGICA

Se realizan pequeñas incisiones en el brazo o pierna por donde se inserta la cánula de aspiración. Se realiza un aspirado superficial del líquido linfático. En ocasiones, es conveniente combinarlo con el marcaje de los vasos linfáticos con verde de indocianina para evitar dañarlos.

 

DÍAS DE INGRESO

Ambulatorio (sin ingreso).

 

POSTOPERATORIO

Al alta podrá caminar y hacer vida relativamente normal, sin realizar ejercicio físico durante las primeras 6 semanas. Las suturas (puntos) de la piel se retiran aproximadamente en 2 semanas.

Tras la cirugía, debe usar un vendaje compresivo en la extremidad. Es frecuente que puedan aparecer cardenales en la piel, que desaparecerán con el paso de los días.

Es importante proteger las cicatrices del sol al menos durante el primer año.

 

4.- ¿Qué técnica quirúrgica me conviene?

La elección de un tratamiento quirúrgico debe realizarse de forma individualizada. Es importante que un equipo con experiencia en linfedema valore su caso, y decida cuál es el procedimiento más adecuado para usted.

Podemos generalizar los siguientes principios:

  • Las técnicas quirúrgicas anteriormente expuestas pueden combinarse entre sí para conseguir el mejor resultado posible.
  • Las técnicas quirúrgicas fisiológicas (anastomosis linfático-venosas y trasplante de ganglios linfáticos) se deben realizar antes que la liposucción. En nuestra experiencia, la liposucción debería utilizarse como último recurso o para casos extremos.
  • Cuanto mayor sea la cicatriz existente en la axila o ingles, mejores resultados proporcionará la transferencia de ganglios linfáticos (asociado a la extirpación de cicatriz en dicha zona). Las pacientes que han sido sometidas a tratamiento de cáncer de mama con radioterapia, y que presentan mucha cicatriz en la zona de la axila, son buenas candidatas para esta intervención.
  • Cuando se visualizan vasos linfáticos “atascados” con la técnica de verde de indocianina, los mejores resultados se obtienen con las anastomosis linfático-venosas. Por el contrario, si el linfedema es más avanzado y con ausencia de vasos linfáticos, no es posible realizar esta técnica.