+34 915 94 42 25 info@cirugialinfedema.es

Equipo multidisciplinar y linfedema

Publicación cientifica sobre la importancia del equipo multidisciplinar en el tratamiento del linfedema

El Dr. Andrés A. Maldonado y la Dra. Lara Cristóbal acaban de publicar el artículo científico titulado: «Abordaje multidisciplinar en el paciente con linfedema: de la rehabilitación a la microcirugía» en la revista Rehabilitación. Dicho articulo científico está centrado en la importancia del equipo multidisciplinar en el tratamiento del linfedema. Puede ser descargado desde pubmed en el siguiente enlace: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34538653/

Aunque dicho artículo está centrado en algoritmos de trabajo para profesionales de la salud, resumimos a continuación los cuatro conceptos más importantes de dicha publicación:

  • El tratamiento del linfedema requiere de un equipo multidisciplinar.
  • Dicho equipo tiene que estar formado, al menos, por tres grupos de profesionales:
    • 1. Rehabilitadores y fisioterapeutas: son los encargados del tratamiento conservador del linfedema. El drenaje linfático, las medias de compresión, o la compresión neumática debe iniciarse lo antes posible, y mantenerse de por vida (o hasta que se resuelva el linfedema).
    • 2. Radiólogos y nucleares: las pruebas diagnósticas permiten diagnosticar y evaluar el grado del linfedema. Pacientes con un linfedema secundario suelen requerir menos pruebas diagnósticas, debido a que el diagnóstico se puede establecer a partir de la historia clínica.
    • 3. Cirujanos plásticos especialistas en linfedema: realizan los tratamiento quirúrgicos del linfedema.
  • El tratamiento conservador (drenaje linfático, medias de compresión, etc) es el tratamiento inicial y el principal.
  • El tratamiento quirúrgico del linfedema (anastomosis linfático venosas y transferencia de ganglios linfáticos) puede mejorar muy significativamente la calidad de vida de los pacientes con linfedema.
  • Los mejores resultados de la cirugía de linfedema se producen en fases tempranas, cuando el sistema linfático tiene una función parcial.

En el siguiente esquema, resumimos como debe de realizarse dicho tratamiento multidisciplinar:

Puede obtener más información sobre el tratamiento del linfedema en nuestro post previo, y específicamente sobre el tratamiento quirúrgico del linfedema en nuestra página web.

Tratamiento del linfedema: 5 claves

En el siguiente post, vamos a intentar resumir las cinco claves del tratamiento del linfedema. Como hemos comentado en otras publicaciones, el linfedema es una enfermedad crónica, y hay que «aprender» a convivir con ella. A continuación, presentamos cinco consejos para poder aumentar y mejorar la calidad de vida:

Tratamiento del Linfedema
  1. Actuación precoz: desde que se diagnostica la enfermedad, es importante iniciar el tratamiento lo antes posible. No es algo urgente. Sin embargo, es conveniente encontrar en las próximas semanas un equipo médico que tenga experiencia y puedan ayudarle a entender y tratar su enfermedad. Es importante encontrar a un fisioterapeuta que pueda realizarle el tratamiento conservador, y a un médico especializado en dicha enfermedad.
  2. Busque a un equipo especializado en linfedema: el tratamiento del linfedema tiene dos pilares fundamentales. El tratamiento conservador (drenaje linfático, prendas de compresión, etc.) y el tratamiento quirúrgico (anastomosis linfático venosas, trasplante de ganglios linfáticos, etc). Necesita a médicos especializados que puedan recomendarle el mejor tratamiento en cada momento.
  3. Aprenda a convivir con la enfermedad: el tratamiento conservador requiere modificar su actividad del día a día. El uso de prendas de compresión diarias, o acudir a un fisioterapeuta de forma regular requiere tiempo y disciplina. Sin embargo, si cuida su extremidad afectada, podrá llevar una vida con mínimas limitaciones funcionales.
  4. Utilice las técnica quirúrgicas cuando sean recomendadas: la cirugía del linfedema ha evolucionado mucho en los últimos 10-15 años. Cuando su cirujano piense que puede beneficiarse de este tipo de intervenciones, considérelo como una oportunidad de frenar el avance de la enfermedad.
  5. Tenga una mentalidad positiva: actualmente muchos pacientes sufren de linfedema. Sin embargo, la gran mayoría realizan una actividad diaria normal sin grandes limitaciones. No es necesario estar al 100% para realizar y poder disfrutar de una vida plena.

Esperamos que estos cinco consejos le ayuden a conocer algo más el linfedema. Puedes obtener más información en nuestra página web y en www.cirugialinfedema.es

Prevención del linfedema

La prevención del linfedema, o la mejora de sus síntomas es posible. Si usted sufre de linfedema, o va a ser sometido a una cirugía de exéresis («eliminación») del sistema linfático, debe conocer ciertas medidas que pueden ayudar a limitar la enfermedad del linfedema:

Llevar una vida saludable es fundamental para la prevención del linfedema. Además, existen cirugías de prevención del linfedema que pueden ayudarle a disminuir el riesgo de desarrollar esta enfermedad.

MEDIDAS DE PREVENCIÓN DEL LINFEDEMA: A continuación describimos una seria de de hábitos que permiten mejorar o incluso prevenir el linfedema:

  1. Cuidados de la piel.
    • Evitar traumatismos para reducir el riesgo de infección.
    • Mantener la piel limpia e hidratada.
    • Cuidar las uñas.
    • Fotoprotección.
    • En caso de signos de infección, acudir a su médico.
  2. Estilo de vida.
    • Realizar ejercicio de forma habitual.
    • Hacer descansos para permitir que la extremidad afecta se recupere.
    • Mantener el peso adecuado.
  3. Evitar la constricción en la extremidad afecta.
    • Evitar tomarse la tensión arterial en la extremidad afecta.
    • Usar ropa y joyas poco ajustadas.
    • Evitar carga bolsas o bolsos de peso.
  4. Prendas de compresión.
    • Usar prendas con la compresión adecuada.
    • Usar prendas de compresión durante los vuelos de avión y actividad extenuante.
    • No usar prendas de compresión en caso de heridas o problemas de vascularización.
  5. Temperaturas extremas.
    • Usar el sentido común a la hora de usar terapias con calor. Dejar dichas terapias en caso de aumento del edema en la extremidad.
    • Evitar la exposición prolongada al calor y humedad (por ejemplo saunas).
    • Evitar exposición a bajas temperaturas, ya que puede ir asociado con un efecto rebote.
  6. Otras prácticas.
    • Evitar estar tiempos prolongados sentados, de pie o cruzado de piernas.
    • Usar calzado adecuado.

CIRUGÍA DE PREVENCIÓN DE LINFEDEMA: En los últimos años se están llevando a cabo diferentes estudios basados en reconstruir el sistema linfático durante la misma intervención quirúrgica en la que se realiza la linfadenectomía. Dichas técnicas tienen como objetivo restituir el sistema linfático de forma inmediata, para evitar un posterior desarrollo del linfedema. La reconstrucción se realiza una vez finalizada la linfadenectomía, conectando los vasos linfáticos aferentes preservados durante la disección a venas próximas. De esta manera, el sistema linfático sigue “expulsando” la linfa en el sistema venoso. Según algunos estudios científicos, el riesgo de desarrollo de linfedema fue del 4% en una serie con un seguimiento de 4 años (comparado con un 25%-40% de linfedema en series históricas). Estas cirugía de reconstrucción se realizan cada vez más frecuentemente. Un equipo de cirujanos especializados en el tratamiento del linfedema, debe de valorar su caso, y determinar si estas técnicas quirúrgicas de reconstrucción inmediata del sistema linfático pudieran ayudarle.

En resumen, la prevención del linfedema es posible. Siga una vida saludable, y consulta a su rehabilitador y cirujano sobre posible medidas específicas para su caso. Puedes tener más información en nuestra página web y aquí.

Linfedema y fisioterapia: parte fundamental del tratamiento

El tratamiento de fisioterapia o rehabilitación en pacientes con linfedema es fundamental. A continuación, resumimos 4 pilares básicos que todo paciente con linfedema debería de llevar a cabo:

Llevar una vida saludable es parte imprescindible del tratamiento del linfedema.

1.Drenaje linfático manual (DLM): Permite canalizar nuevas vías linfáticas, y reducir la cantidad de líquido en la extremidad. Es recomendable realizar esta técnica de forma programada en intervalos de t iempo regulares.

2. Prendas de compresión: Deben usarse el mayor tiempo posible. La presión que ejercen es importante, ya que su uso puede ser contraproducente si no están correctamente ajustadas. La presión mínima recomendada es de 20 mmHg. Recomendamos cambiarlas cada 6 meses. Las prendas de compresión de menos de 20 mmHg generalmente no se utilizan para tratar el linfedema, a menos que el paciente no pueda ponerse / quitarse las de mayor compresión. La compresión de 20 mmHg se puede usar para tratar el edema postural leve o el edema venoso leve. También hay disponible una variedad de dispositivos de contención no elásticos para la compresión nocturna. Por lo general, son más fáciles de colocar que los vendajes de compresión. La mayoría tienen una zona de espuma y una parte elástica ajustables sobre el forro de espuma.

3. Compresión neumática: se realiza con máquinas que ejercen ciclos de compresión / descompresión. En un estudio de revisión reciente, se  encontró que la compresión neumática redujo el volumen en la extremidad afecta, aunque no existe consenso sobre cuánto tiempo, ni qué niveles de presión presentan una mayor eficiencia. En ninguno de los artículos analizados se objetivan efectos secundarios por el uso de esta técnica.

4. Hábitos de vida saludables: el ejercicio físico constante, la alimentación adecuada (dieta mediterránea) y evitar tomar sustancia nocivas (tabaco, alcohol) han demostrado ser medidas necesarias para el control del linfedema.

En resumen, el binomio linfedema y fisioterapia es fundamental en todo paciente que quiera controlar y optimizar esta enfermedad. Puedes tener más información en nuestra página web y aquí.

Linfedema y trasplante de ganglios linfáticos: dudas

El trasplante de ganglios linfáticos es una de las opciones quirúrgicas para los pacientes con linfedema. El objetivo de estas cirugías consiste en mejorar el linfedema, aunque no consigan curarlo de forma definitiva.

Ejemplo de trasplante de ganglios linfáticos en un paciente con linfedema.
  1. ¿Cuánto tiempo dura la cirugía de trasplante de ganglios linfáticos?

La duración de esta intervención suele ser 4-5 horas. A veces, está cirugía va asociada a reconstrucción de mama. En este caso, la duración suele ser algo mayor.

2. ¿Cuántos días tengo que estar ingresada en el hospital?

De 3 a 7 días de ingreso.

3. Cuándo puedo iniciar las prendas de compresión y el masaje linfático?

Tras la cirugía, se debe usar prendas de compresión en la extremidad afectada, y retomar el drenaje linfático manual. Sin embargo, no debe de realizarse dicho masaje linfático ni usar prendas de compresión sobre los ganglios linfáticos trasplantados durante las 4 primeras semanas.

4. ¿Cuáles son las complicaciones más frecuentes de la cirugía?

La complicaciones después de realizar esta intervención son poco frecuentes. La pérdida del colgajo por algún trombo arterial o venoso suele ser inferior al 1-2%.

5. ¿Soy una buena candidata para este tipo de cirugía?

Para poder contestar a esta pregunta, se requiere una evaluación por un experto en este tipo de cirugía. Generalmente, los pacientes con gran cantidad de cicatriz en la zona de linfadenectomía (extirpación quirúrgica de los ganglios linfáticos) o sometidos a radioterapia, son los mejores candidatos a este tipo de cirugía.

6. ¿Puedo someterme a otro tipo de cirugía tras las cirugía de Anastomosis Linfático-Venosas?

Sí. Si la cirugía de transferencia de ganglios linfáticos no consiguen el resultado esperado, puede valorarse otro tipo de cirugía, como las anastomosis linfático venosas o la liposucción de la extremidad afecta.

7. Me he sometido a cirugía de Anastomosis Linfático-Venosas. ¿Puedo someterme a la cirugía de trasplante de ganglio linfáticos ?

Sí. La cirugía de trasplante de anastomosis linfático venosas, NO es una contraindicación. Sin embargo, requiere un estudio detallado para valorar el beneficio de esta segunda intervención.

Puedes tener más información en nuestra página web y aquí.

Anastomosis Linfático-Venosas y Linfedema: dudas

Las Anastomosis Linfático-Venosas son una de las opciones quirúrgicas para las pacientes con linfedema. El objetivo de estas cirugías consiste en mejorar el linfedema, aunque no consigan curarlo de forma definitiva.

Ejemplo de anastomosis linfático-venosas en un paciente con linfedema.
  1. ¿Cuánto tiempo dura la cirugía de Anastomosis Linfático-Venosas?

Depende del número de anastomosis linfáticas que se llevan a cabo. En general, conseguimos realizar entre 2 a 4 anastomosis, lo que significa una duración media de 3 horas.

2. ¿Cuántos días tengo que estar ingresada en el hospital?

Generalmente nuestras pacientes se van a casa el mismo día de la cirugía.

3. Cuándo puedo iniciar las prendas de compresión y el masaje linfático?

Pasadas las 4 semanas, se puede iniciar las actividades físicas, los masajes de drenaje linfático y el uso de las prendas de compresión. Es importante mantener las heridas de la cirugía limpias y secas, para evitar la infección de las mismas.

4. ¿Cuáles son las complicaciones más frecuentes de la cirugía?

La complicaciones después de realizar esta intervención son poco frecuentes. Las incisiones son subcutáneas (muy superficiales), por lo que NO hay que exponer grandes nervios, vasos sanguíneos o tendones.

5. ¿Soy una buena candidata para este tipo de cirugía?

Los estadios más leves de linfedema responden mejor a esta cirugía. Sin embargo, cada caso debe de ser estudiado de forma individualizada por un experto en cirugía del linfedema.

6. ¿Puedo someterme a otro tipo de cirugía tras las cirugía de Anastomosis Linfático-Venosas?

Sí. Si la cirugía de las anastomosis linfático-venosas no consiguen el resultado esperado, puede valorarse otro tipo de cirugía, como el trasplante de ganglios linfáticos o la liposucción de la extremidad afecta.

7. Me han realizado un trasplante de ganglio linfáticos. ¿Puedo someterme a la cirugía de Anastomosis Linfático-Venosas?

Sí. La cirugía de trasplante de ganglios linfáticos, NO es una contraindicación. Sin embargo, requiere un estudio detallado principalmente con las técnica de verde de indocianina.

Puedes tener más información en nuestra página web y aquí.